La digitopuntura

La mano es la herramienta original de la humanidad, y la ha usado instintivamente para aliviar el dolor.
La digitopuntura es una importante forma tradicional de medicina preventiva, ya que ésta libera efectivamente la tensión y elimina las toxinas, las cuales desequilibran los mecanismos del cuerpo.

En la medicina tradicional oriental se dice que la enfermedad es causada inicialmente por tensión y estrés, en otras palabras, por desequilibrio en los procesos fisiológicos del cuerpo.

Antes que los síntomas de un mal en particular se manifiesten, habrá tensión y toxicidad en algunas áreas del cuerpo.

Contamos con la ventaja de trabajar sobre nuestros desequilibrios físicos antes que la tensión y las toxinas hayan causado daño a los órganos internos.

FUENTE DE TODA VIDA

La energía que se libera fluye a través de los meridianos, nutriendo todos los órganos internos y sistemas del cuerpo.

Esta energía es la fuente de toda vida, y su libre circulación es la llave de salud radiante. Funciona para regular y equilibrar los sistemas: respiratorio, digestivo, endocrino, vascular, linfático, urogenital y nervioso.

También equilibran nuestras emociones, creando efectivamente un sentimiento de bienestar.

Al tocar puntos sobre nuestro cuerpo y tomar conciencia de su energía sutil y poderosa, usted podrá responsabilizarse de su salud y mejorar su condición en todos los niveles. Porque, cuando nuestra energía circula apropiadamente, nos sentimos amados, somos felices, en paz y armonía con nosotros mismos.

La digitopuntura también se desarrolló subjetivamente a través de los maestros, cuyo profundo conocimiento de su vida interior estaba tan desarrollada, tan sutilmente afinado, que les permitía literalmente sentir la energía de los puntos y los meridianos en ellos mismos y en otros.
La digitopuntura fue desarrollada en China, sus raíces se remontan a la fuente de la creación, en esas energías infinitas y universales que en una época hicieron que la gente se moviera en armonía con las fuerzas de la naturaleza.
Primeros auxilios con digitopresión, es un enfoque más sintomático: se usa el conocimiento de puntos específicos para dar alivio temporario.

Y existe otra forma que es la presión sostenida de los dedos sobre puntos importantes de acupuntura, para equilibrar los meridianos y las funciones del cuerpo. Se aprietan, por lo menos dos puntos al mismo tiempo, este promueve la estabilidad emocional y despierta la alegría de vivir.