La Autohemoterapia

La autohemoterapia es un proceso inmuno-celular que consiste en aplicar al paciente la preparación hecha con su propia sangre, la cual se inyecta diariamente. El ciclo completo del tratamiento se cumple después del primer año y dependiendo de la evolución del paciente se determina si puede suspenderlo temporal o definitivamente.
Como la preparación se hace a base de la sangre del paciente no produce efecto colateral negativo alguno.

Todas las enfermedades del sistema autoinmune son provocadas por el mismo “error celular”. La célula de un órgano determinado dispara un anticuerpo (sin provocación de antígeno alguno) lo que provoca que el anticuerpo mismo al no confrontar antígenos regresa y “mata a la célula que debería defender”…

La fusión celular es un procedimiento natural con fundamentos científicos avalados con el premio nobel 1984 de Niels K. Jerne y su discípulo mexicano el eminente doctor Jorge González Ramírez quien determinó que:

Las células hematopoyéticas obtenidas de la sangre del paciente, deben tratarse a base de un procedimiento natural in vitro que consiste en:

5 cm de sangre endovenosa se inoculan en sustancia para cultivo de tejidos
Se lisan los eritrocitos (con un batido vigoroso) así los antígenos son liberados en superficie.
Se realiza choque térmico a 4°C. (Refrigerador doméstico parte de abajo en la puerta).
Se reinyectan diariamente micro-dosis que se convierten en verdaderos anti-anticuerpos dando reposo y la oportunidad de regeneración al órgano.

Como resultado del ciclo completo de la terapia se produce una memoria inmunológica (efecto vacuna) causando la suspensión del padecimiento y deteniendo definitivamente el proceso degenerativo.