Indicaciones de la acupuntura

La Acupuntura, como parte fundamental de la Medicina Tradicional China, es una terapia que aún no se conoce suficientemente en Occidente. Mucha gente ignora el gran alcance de sus indicaciones y sólo piensa en ella como una posible alternativa ante algunos dolores, trastornos psico-emocionales, adicciones o poco más. Hay que saber que la Acupuntura ha sido utilizada en Oriente durante milenios para tratar todo tipo de patologías. Su eficacia comprobada y contrastada ha supuesto su gran expansión y que cada día más personas se beneficien de su potencial terpéutico en todo el mundo.

Listar todos los trastornos en que la Acupuntura puede ser una terapia eficaz, sería una tarea casi imposible de realizar, por lo que nos limitaremos a dar la relación de algunas de las indicaciones que destaca la Organización Mundial de la Salud, deseando que los posibles pacientes sepan extenderla por anología:

Trastornos neurológicos y del aparato locomotor

Lumbalgia, dorsalgia, cervicalgia, gonalgia (dolor de rodilla), metatarsalgia, artritis, ciática, fibromialgia, bursitis, tendinitis, epicondilitis, epitrocleitis, contracturas, luxaciones, espasmos musculares, dolor del miembro fantasma, parálisis facial, neuralgia del trigémino, síndrome de Meniere, cefalea, migraña, secuelas de Accidente Vascular Cerebral, vejiga neurógena, enuresis nocturna, etc.

Medicina interna

Asma, alergias, hipertensión, úlceras, diarrea, estreñimiento, colon irritable, ileo paralítico, gastroptosis (estómago caído), gastritis, colitis, hiperacidez gástrica, hipo, hemorroides, diabetes, sobrepeso, etc.

Trastornos psico-emocionales

Ansiedad, depresión, estrés, fatiga, insomnio, bulimia-anorexia, etc.

Otorrinolaringología

Sordera, zumbidos en los oídos, vértigos, sinusitis, rinitis, dolor de garganta, etc.

Oftalmología

Conjuntivitis, retinitis central, miopía (en los niños), ojos secos, etc.

Odontología

Dolor de muelas, dolor después de una extracción dental, gingivitis, etc.

Sistema urogenital y reproductor

Síndrome premenstrual, inflamación pélvica, vaginitis, menstruación irregular, menopausia, infertilidad, alteraciones sexuales, etc.

Dermatología

Eczemas, acné, psoriasis, herpes, urticaria, etc.

Desintoxicación

Tabaco, alcohol, drogas, etc.