Herpes Zoster y el Factor de Transferencia



El factor de transferencia es un excelente adyuvante en el tratamiento de herpes zoster

En esta ocasión toca el turno de conocer un poco más acerca del virus Herpes zoster y su relación con el Factor de Transferencia, el cual es de mucha ayuda para evitar la aparición continua de este virus.

Este tipo de padecimiento es una enfermedad causada por el virus de la varicela zoster (Herpes varicellae) que es el mismo que causa la varicela. Esta enfermedad puede producir ampollas dolorosas agrupadas en forma de anillos.

En muchas ocasiones, los pacientes se ponen en contacto con nosotros para consultar de qué manera puede ayudarles el Factor de Transferencia cuando tienen este padecimiento, en esos momentos, les mencionamos que el uso de este producto como complemento del tratamiento del herpes zoster.

El Herpes Zoster aparece generalmente en personas mayores de 50 años de edad, en donde el virus, que se encontraba latente o “dormido”, se reactiva apareciendo en quienes sufrieron de varicela en algún momento de su vida. Por el contrario en personas que no se les ha presentado la varicela y que son susceptibles, al tener contagio con el virus pueden desarrollarla.

Uno de los primeros síntomas de esta enfermedad pueden ser, fiebre, malestar general y dolores de cabeza (cefalea), posteriormente donde aparecerá la erupción la persona puede sentir hormigueos, picor y dolor extremo en algunos casos. Esta erupción se da en el lugar de las vías nerviosas y se va recorriendo según éstas y casi siempre se instalan de un solo lado del cuerpo.

Existen algunas complicaciones que se presentan si el virus Herpes zoster no es tratado medicamente son:

1. Una vez teniendo la erupción, esta se puede infectar por bacterias.

2. El Herpes zoster en la cara puede causar pérdida auditiva, parálisis facial y disminución en el sentido del gusto.

3. El Herpes cerca del ojo, puede afectar la visión.

En la actualidad no existen tratamientos que curen definitivamente el virus, sin embargo existen medicamentos como los analgésicos para el dolor, lociones o cremas tópicas para la erupción y antivirales como el aciclovir el cual reprime la replicación del ADN viral, este puede ser tomado o tópico según sea la severidad del caso.

El Factor de Transferencia puede ayudar al paciente modulando el sistema inmunologico y evitando que se presenten infecciones oportunistas. Al mismo tiempo, si se utiliza con cierta frecuencia, el factor de transferencia, los resultados son excelentes.

Generalmente el buen funcionamiento del sistema inmune mantiene el virus inactivo, pero al ocurrir un deterioro ya sea por edad avanzada, alguna enfermedad o el uso de medicamentos inmunosupresores, el virus se reactiva y comienza el desarrollo de la enfermedad causando inflamación de la piel y la aparición de las ampollas.

Se han descrito factores desencadenantes de este virus pero todos indican una disminución del sistema inmune. Cuando existe una baja en estos niveles y nuestras defensas “no responden” es recomendable el uso del Factor de Transferencia para ayudar al sistema a darle la comunicación que ha perdido y por lo que no está dando una respuesta favorable ante el virus Herpes zoster.

Así también el Factor de Transferencia resulta un buen adyuvante al tratamiento médico para mejorar la calidad de vida de la persona ayudando a disminuir el dolor, disminuir la aparición de las ampollas y en general a la recuperación rápida de la salud.