El anís y su usos medicinales

Los usos medicinales más comunes del anís son:

- El consumo de la planta de anís o hierba dulce es muy utilizada para tratar enfermedades de los bronquios y los pulmones.

- Debido a sus propiedades expectorantes resulta útil en resfríos con acumulación de secreciones en los pulmones.

- También posee propiedades curativas para males estomacales con acumulación de gases, ya que favorece la digestión.

- Tiene propiedades relajantes de los músculos del estómago en caso de diarrea.


¿Cómo se usa?



* Para estimular las funciones digestivas, se puede elaborar una infusión con una (1) cucharadita de semillas por taza de agua. Se debe tomar 1 taza al día.

* En caso de flatulencia, se debe preparar, en infusión, una cucharada picada de la ramita de anís en una taza de agua y se toma caliente. Si es en semillas, se hierve media cucharadita en una taza de agua durante 2 ó 3 minutos y se toma también caliente.

* En el caso del anís estrellado, se hierve 3 ó 5 en una taza de agua unos 5 minutos y se toma caliente.