Corazon : Agua bicarbonatada




Estudio español revela beneficios del agua mineral Beber medio litro de agua mineral bicarbonatada sódica durante las comidas reduce hasta en un 15 por ciento los factores de riesgo cardiovascular, según el estudio realizado por un grupo de investigadores españoles, que difundieron sus resultados.

El estudio, que publica la revista European Journal of Nutrition, ha sido realizado por un equipo dirigido por la doctora Pilar Vaquero, investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) y directora del Grupo de Minerales en Metabolismo y Nutrición Humana del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

El análisis muestra por primera vez el mecanismo por el que se reduce la absorción de lípidos durante la digestión tras beber esta agua junto con alimentos, propios de una dieta mediterránea.

Estos investigadores ya habían determinado anteriormente que el consumo de esta clase de agua, como parte de la dieta habitual, produce una disminución de hasta un 15% del colesterol total y del denominado como "malo", además de un aumento del "bueno".

El nuevo estudio, presentado por Vaquero, confirma estos efectos beneficiosos del agua mineral bicarbonatada sódica, y ha determinado que su ingestión en las comidas en personas sanas contribuye a reducir el riesgo de formación de placas de ateroma en las paredes arteriales.

Es lo que en medicina se conoce como aterosclerosis, que lleva consigo un riesgo elevado de sufrir un accidente cardiovascular, como una angina de pecho o un infarto.

Con el estudio se ha constatado que tras beber el agua en la comida principal se aumenta ligeramente el pH del estómago, con lo que disminuiría la liberación de la hormona colecistoquinina, que provoca que la vesícula biliar vierta menos bilis en el intestino y así produce una menor absorción de lípidos.

En el estudio, en el que se utilizaron criterios de la investigación clínica y biomédica, participaron 25 personas sanas, mujeres y hombres de entre 18 y 40 años, y la reducción de los lípidos en su sangre fue de entre un 6,6 % y un 15%.