Aspectos psicosomáticos de las enfermedades

Introducción a las Enfermedades Psicosomáticas

Nuestra mente es la fuerza que tiene el poder de materializar todo cuanto sale de ella, cada idea que pensamos hoy, estará creando nuestro futuro mañana en todos los aspectos de nuestra vida. Somos nosotros los que tenemos el control de nuestros pensamientos e ideas. En este tema haremos una introducción a las enfermedades psicosomáticas.

Las emociones, también forman parte de nuestras ideas y de nuestra mente, y como tal, también repercuten en nuestra vida física, mental, material y espiritual.

Todas causan efectos dentro de nuestra vida, ya sean positivos o negativos, según sea la calidad de ellas. Las emociones positivas, como el amor, la alegría, la voluntad de ayudar etc., serán para nosotros las creadoras de la salud, la prosperidad, el éxito, la armonía y los buenos amigos. Entre las emociones negativas se encuentran: el resentimiento, el miedo, la tristeza, el enojo, la crítica, la culpabilidad, etc., y serán las constructoras de nuestra enfermedad, soledad, fracasos, o desamor entre otras cosas.

Por medio de la liberación de nuestras emociones negativas y nuestros viejos patrones de conducta, se puede modificar y hasta nulificar los efectos de cualquier enfermedad, incluso enfermedades de tipo terminal, como el cáncer, se pueden curar con el poder del amor y del perdón.

Cuando decimos que nuestros pensamientos, nuestras creencias y nuestra actitud ante la vida rigen nuestro destino, muchas veces no alcanzamos a imaginar las dimensiones que esto puede tener. Resulta que todo lo que tenemos en nuestra vida, no es más que la cosecha de nuestra siembra, de lo que hacemos o dejamos de hacer. Nuestro presente es producto del pasado, y nuestro futuro lo construimos en nuestro presente. Si en tu presente existe algo que no funciona bien, es tiempo de cambiar, para poder vivir un futuro como siempre lo has deseado.

En este caso, la salud es tal vez el aspecto más sorprendente, todo se puede evitar y curar solamente con cambiar nuestro patrón de pensamientos, aprender a controlar nuestras emociones y sobre todo ACEPTARNOS Y AMARNOS a nosotros mismos, parece difícil de creer, sin embargo de ahí partimos, no hay salud sin amor, no hay cura sin perdón. Lo Difícil es creer en esto.

Nuestras ideas tradicionales acerca de lo que es el cuerpo y la mente están basadas en conceptos obsoletos. Ideas que pueden reducirse al nivel de creencias. Estamos acostumbrados a sentirnos como seres separados, como si el ser humano fuera una simple máquina. Si ésta máquina se descompone, solamente tenemos que arreglarla. Si nos duele la cabeza, una aspirina acabará con el dolor, si sufrimos de insomnio, una pastilla para dormir hará que volvamos a conciliar el sueño, si subimos de peso, una dieta baja en calorías y ejercicio acabará con el problema... y así sucesivamente.

Nuestro cuerpo no es una máquina robotizada que sólo responde a medicamentos, es un todo perfecto que responde a una programación la cuál se produce en la mente. Mente y cuerpo están unidos, nuestro cuerpo es el reflejo de nuestra programación mental.

Nuestro cuerpo físico es sólo el reflejo de lo que sucede en nuestro interior, un cuerpo enfermo corresponde a un alma enferma, a una mente programada con ideas, creencias, actitudes y emociones negativas. Se dice que el 95% de las enfermedades son psicosomáticas, (psukhé: alma, soma: cuerpo) todas se crean a partir de nuestra mente. Por eso, aún con la avanzada tecnología, hay enfermedades incurables por medio de la medicina tradicional, pero que son curables con la medicina alternativa. La acupuntura, las Flores de Bach, el reiki, las gemas y hasta las oraciones han hecho el milagro. En donde la ciencia carece de respuestas, la espiritualidad las encuentra.

Si nosotros re-programamos nuestra mente y sanamos nuestra alma, el resultado será no solo una vida armónica, sino también un físico armónico. Las enfermedades pueden cambiar, sin más aditamentos que la salud interna.






BRONQUITIS

La bronquitis se presenta cuando estamos en un medio en el cual no deseamos estar, ya sea con nuestra familia, la escuela, el trabajo, en fín. Son esas circunstancias que muchas veces no podemos cambiar. Nos guardamos nuestros desacuerdos, no los expresamos y nos quedamos solamente con los malos pensamientos, de ahí nace la asfixia (el ahogo de la situación) y las flemas (de los pensamientos negativos).

El expresar nuestros pensamientos y sentimientos ayudarán en gran medida a liberarnos, y si a esto le añadimos la acción para salir de los problemas actuales… ¡mucho mejor!.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Me amo a mi mismo y tengo conciencia de mi propio valor. Valen mis ideas y mis pensamientos, los expreso sin miedo ni culpas. La opinión es un derecho que me corresponde, y lo hago valer"

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.




EL CORAZÓN

El corazón representa el amor y la sangre la alegría de vivir. En este tema trataremos los aspectos psicosomáticos del corazón.
Cuando vivimos con alegría, el corazón bombea nuestra sangre alegremente, pero cuando vivimos en medio de la tristeza y la amargura, el corazón se va debitando poco a poco hasta que llega al extremo de enfermar, la anemia, la angina y los ataques cardíacos son reflejo de ello.

Ataques Cardíacos: Estos se crean cuando vivimos nuestra vida envuelta en un drama, nos olvidamos de las pequeñas cosas, de los detalles y no nos damos cuenta de lo mucho que tenemos a nuestro alrededor. Dejamos atrás lo que nos provee de alegría y felicidad y elegimos una vida triste, apagada, hasta que nuestro corazón se apaga también.

El corazón rige el amor, las emociones, la sensibilidad. Un corazón alegre puede soportar cualquier evento desagradable o doloroso, pero un corazón debilitado por la rigidez de nuestros pensamientos, de nuestro endurecimiento, no puede soportar nada.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Mi vida nace y se desarrolla dentro de la alegría. Agradezco al Creador todo cuanto tengo, todo cuanto me rodea, porque todo proviene del amor. Mi corazón expresa el amor que da y el que recibe".




EL CABELLO

El cabello está conectado con dos órganos muy importantes: los pulmones y el riñón, dependiendo del estado de éstos será la apariencia de nuestro cabello. Los pulmones le dan la vida a nuestro cabello, los riñones la fuerza. El estado de los cabellos revela la potencia o la impotencia de reproducción y de genitalidad.

Cuando sufrimos de caída del cabello, caspa, cabellos secos o grasos, estamos alimentando emociones que lo provocan, algunos ejemplos:

Canas: Las canas son producidas la tensión nerviosa que produce el miedo, debilita el cabello.

Calvicie: Desesperanza, tensión, quieres controlar todo, pero no confías en el proceso de la vida.

Caspa: Cuando vivimos en desacuerdo con la sociedad, creando un conflicto entre el Yo y los Otros se produce la caspa.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Vivo la vida libre de miedos y preocupaciones. Confío el proceso natural de la vida, en Dios y en mi mismo".

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día



DOLOR DE CABEZA

La cabeza es lo que nos representa ante el mundo. Es la forma en que somos reconocidos.

Cuando sufrimos de dolor de cabeza, estamos reconociendo que algo no marcha bien en nosotros, tenemos miedo a una realidad que no queremos ver ¿Cómo verla si nos duele tanto la cabeza?. Somos víctimas de nosotros mismos, al invalidarnos a nosotros mismos, auto-criticarnos y aumentar así, el temor hacia la vida.

El dolor de cabeza se puede manifestar de muchas maneras, reflejando diferentes causas, a continuación menciono las más frecuentes:

Migraña: La migraña es creada por personas que quieren ser perfectas y se presionan demasiado buscando esta perfección, al no encontrarla, se invalidan a si mismos mediante la auto-crítica. El aceptarse a si mismos, el perdonarse y no exigirse mas de lo posible puede terminar con la migraña.

Jaquecas: Este tipo de dolencia afecta solo un lado de la cabeza, las sienes. Son estrés de tipo emocional provocado por el deseo de dominar. La jaqueca la padecen seres enteros, decididos, que necesitan actuar pero tienen la debilidad de paralizarse con las emociones o los choques.

Cefaleas: Las cefaleas son crónicas. Reflejan la tristeza de la persona generalmente melancólica o angustiada, que se vuelve hacia su Yo porque el medio ambiente no le es agradable o favorable.

Neuralgias: Este tipo de dolor sigue el trayecto de un nervio, cuya localización indica la fuente del mal. Por ejemplo: Cerca de las orejas, la persona no quiere escuchar alguna cosa. En las mandíbulas refleja que la persona fue golpeada "hasta las encías", retiene su enojo o su desesperación y no la expresa, la neuralgia facial es tanto más intolerable cuanto que la razón se ha olvidado desde hace mucho tiempo. Cualquiera que sea el sitio en que se manifiesta, se trata de una agitación interna, llena de amargura, que tensa el nervio al máximo.

Ejercicio para el dolor de cabeza

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Me amo a mi mismo, me acepto y me apruebo. Soy un ser lleno de amor, todo lo que hago lleva impreso el amor también. No estoy expuesto al peligro porque Dios, la vida y el universo están conmigo. Estoy seguro".






ANGINA DE PECHO

Cuando la tristeza o los disgustos se hacen insostenibles para nosotros y y deseamos no vivir esta vida, en ese instante se origina la angina de pecho, que por medio del ahogo, nos grita que ya no aceptamos más esta situación, que nuestra vida está saturada de amargura y decidimos auto-destruirnos.

Esta auto-destrucción no se hace válida, ya que hay una gran contradicción, al mismo tiempo que queremos morir rápidamente, nuestro cuerpo nos dice que aún nos falta por vivir, por eso llega la muerte, pero es una muerte lenta. El corazón está herido y sentimos punzadas, el miedo se traslada a los pulmones y nos asfixia. Nuestro cuerpo no está enfermo, es el cerebro quien desea la muerte y crea una enfermedad para hacerlo. Aquí se hace presente la lucha entre el ser que quiere morir y la conciencia que frena la muerte.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Vivo la vida con felicidad y amor. Lleno de vida mi alma y mi corazón y construyo nuevos caminos, nuevas formas, colores y sintonías para moverme. Acepto a los demás tal y como son y respeto sus decisiones y formas de vida"




AFONIA

La Afonía psicosomática. Cuando estamos ante un choque emotivo, generalmente emotivo, esto afecta directamente a nuestra sensiblidad y provoca un desgaste inmenso de energía. Al no haber energía la fuerza que necesitamos para enviar nuestra voz al exterior, deja de existir. Frases como " se le acaba el aire, el sonido no le sale, no puede articular" son indicativo de esto.

La voz queda muda, si ganas de expresarse, tal vez sea el cuerpo que nos obliga a guardar silencio, para viajar a nuestro interior y solucionar la aflicción que llevamos por dentro.

Ejercicio:

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Vivo la vida con amor. Todo son etapas y esta como todas pasará. Busco en mi interior la paz y tranquilidad que necesito para el control de mis emociones."



ALERGIAS

Instintivamente y sin razón aparente rechazamos algún alimento, una planta, un objeto.

En algún momento de nuestra vida (por lo general en nuestra niñez) vivimos algo que nos fue desagradable referente a lo que somos alérgicos. Todos los recuerdos se graban en nuestra mente, tanto los positivos como los negativos, y aunque nosotros ya no lo recordamos concientemente, ahí están, en el subconsciente y sale a flote cuando nos vemos en alguna circunstancia parecida.

La única manera de erradicar este mas es buscar su raíz, buscar que fue lo que originó el rechazo, razonarlo, reflexionar y liberarlo.

Ejercicio:

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Vivo plenamente en armonía con todo lo que me rodea, no rechazo nada porque nada tiene el poder de dañarme, soy yo quien le otorga ese poder, solo yo puedo quitárselo"




AFTAS

Cuando no expresamos lo que sentimos aparecen las aftas. Este mal pertenece a personas muy nerviosas y sensibles, reaccionan de esta manera ante el ambiente en el que viven e influye de esta manera.

Esto sucede cuando en algún momento nos sentimos agredidos, rechazados o desilusionados, cuando en algún momento sucedió algo que no fue desagradable y no nos atrevimos a expresarlo, nos lo guardamos, dando oportunidad a la creación de aftas, las cuales aparecerán siempre que se viva una experiencia parecida a la que inicialmente nos la provocó.

Por lo general estos sentimientos se crean desde la niñez y se guardan hasta que nosotros mismos decidamos buscar su origen y liberarlo.

No debemos inhibir ninguna desilusión, rechazo o disgusto, es mejor comprender la causa, reflexionar sobre ella y borrarla, de esta manera no volverán porque habremos eliminado la raíz del problema.

Ejercicio:

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Me acepto y me amo como soy. Mis ideas y sentimientos valen, y los expreso en su justo momento. Si algo me molesta o me lastima lo digo sin miedo, no tengo por qué ocultarlo"





ABSCESOS

Los abscesos aparecen cuando tenemos ideas erróneas de la vida. Cuando no comprendemos nuestros problemas y nos sentimos impotentes para resolverlos hasta que nos sentimos fracasados por ello.

Esta forma de ver la vida, ilógica, provocan que nuestros glóbulos blancos ya no destruyan a los microbios, y es ahí cuando aparece el abceso.

El lugar en donde el abceso aparece nos indicara cual es la verdadera raíz de nuestro problemas, por ejemplo:

Hombros: La carga de preocupaciones es demasiado pesada.
Genitales: Dificultades con la pareja o la procreación.
Cuello y garganta: Si por no expresar lo que sentimos, nos ahogamos.
Dientes: Dificultades y problemas de defensa.

Si nuestros pensamientos no son sanos, entonces crearemos una infección, si queremos curarlo, bastará con regresar un poco al pasado y comprender la raíz de nuestros problemas, sabiendo como y porque creamos el abceso.

Ejercicio:

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Doy libertad mis pensamientos. El pasado ya pasó y yo vivo el presente en total libertad. Comprendo mis problemas y los tomo como fuente de aprendizaje, como oportunidad de desarrollo y expansión, no como castigo y frustración"




EL ACNÉ

El acné nos dice que inconscientemente rechazamos a la gente que está a nuestro alrededor. Nos es difícil aceptar la individualidad de cada quien o nos sentimos tan carente de valor que no nos atrevemos a socializar.

El acné aparece como un modo de hacernos desagradables a los ojos de los demás y provocar que no se acerquen a nosotros. Por eso esta enfermedad aparece sobre todo en la adolescencia, ahí es cuando somos más vulnerables, más inseguros y tenemos miedo de enfrentar la vida.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Me acepto y me amo como soy. Vivo la vida con confianza, no tengo miedo. Me gusta la gente, tengo mucho que aprender de todos y mucho que aportar también"

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.



LA ANOREXIA

Cuando empezamos a bajar de peso, el entusiasmo y la motivación es tal que casi es imposible evitar el miedo a volver a engordar, si nosotros dejamos que ese miedo se adueñe de nosotros y no lo controlamos, en poco tiempo nuestra mente habrá bloqueado la sensación de hambre, los antojos y la necesidad de alimentarnos.

Empieza a cambiar nuestra visión hacia nosotros mismos, aunque estemos delgados, nos sentiremos gordos, porque nuestra mente habrá deformado también nuestro aspecto ante nosotros mismos.

Poco a poco se empieza a reducir el consumo de alimentos, primero quitamos todo lo que consideramos engordante para después seguir con las proteínas (carnes y pescados), convirtiendo nuestra dieta en vegetariana, con la convicción de que es lo más saludable, aunque la razón de fondo es no consumir calorías, así sucesivamente hasta que terminamos comiendo únicamente lechuga acompañadas de agua.

Otras características son el conteo de calorías, el pesar la comida, depender de la báscula y la cinta métrica. Esto se extiende al grado de querer controlar también la alimentación de la gente que nos rodea.

Nos convertimos en nutriologos expertos a costillas de nuestra propia salud.

A una alimentación restringida, habrá que añadirle otros complementos como los laxantes, diuréticos, vómitos provocados y el ejercicio físico excesivo.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Me acepto y me amo como soy. Amo mi cuerpo porque es perfecto y le ayuda a estar bien proporciónandole tranquilidad y estabilidad"

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.



ANEMIA

La anemia es un problema de la sangre, en ella se refleja nuestro amor por la vida y nuestras ganas de vivirla con alegría, amor y felicidad.

Cuando nuestra sangre se ve afectada, lo que se refleja es una persona llena de miedo, asustadiza, que elige destruirse mentalmente a causa de un alma triste.

El equilibrio que haya en nuestra vida, el amor que damos y recibimos es lo que da nuestra calidad de sangre, el amor es el alimento principal, lo que la hace fuerte o débil.

Ejercicio

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación.

"Vivo la vida con alegría y amor, aprecio todo lo que tengo y todo lo que he logrado hasta hoy por mi propio esfuerzo"

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.





AMÍGDALAS Y ANGINAS
Las amígdalas y las anginas tienen el mismo problema raíz, puedes interpretarlo de la misma manera.

Las amígdalas son dos glándulas situadas en la garganta, de lado izquierdo y derecho, las cuales tienen la función de tamizar todo lo que entra y de absorber a los microbios hasta hacerlos desaparecer. Impiden la entrada a los indeseables.

Cuando estas glándulas se inflaman al grado de crear amigdalitis o "nubes blancas" lo que está reflejando es que hay alguien a nuestro alrededor (nuestros padres, maestros, etc) que no soportamos, que quisiéramos que desaparecieran de nuestro alrededor, queremos cortarle el paso hacia nosotros pero como el "microbio" es tan grande le obstruimos tanto el paso hasta obstruimos a nosotros mismos.

Carecemos de la capacidad para defendernos y expresar nuestras necesidades

Los sentimientos de rebelión son los creadores de estas nubes blancas, solamente la comprensión del problema y su solución, puede erradicar esta enfermedad.

Ejercicio:

En una posición cómoda, haz algunas respiraciones profundas para relajarte.

Ahora di la siguiente afirmación:

"Vivo plenamente en armonía con todo lo que me rodea, no rechazo nada porque nada tiene el poder de dañarme, soy yo quien le otorga ese poder, solo yo puedo quitaárselo"

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.

Esta afirmación puedes hacerla no solamente mediante la meditación, también puedes hacerla durante el día, en medio de cualquier actividad. Puedes también escribirla en algún lugar donde la tengas presente la mayor parte del día.



CÁNCER

El cáncer es tan doloroso afuera como por dentro. Es una enfermedad silenciosa que se hace notar cuando hay poco por hacer, porque manifiesta prácticamente un alma muerta.

El ser humano puede dividirse principalmente en dos: cuerpo y alma, y se debe luchar siempre por buscar la integración y armonía de ambas partes. Cuando esto no se logra y respondemos únicamente a los deseos del cuerpo, a lo material y nos olvidamos de las necesidades de nuestra alma, ésta se va apagando poco a poco, debilitando nuestra sangre , símbolo de la alegría de vivir, "amoratándola" degenerando nuestros órganos, silenciosa, decidiéndolo así desde el momento en que nuestros pensamientos se propagaron hacia la destrucción, porque los deseos de nuestro Yo interior no se satisfacen.

Cuando una persona recibe la noticia de que tiene cáncer solamente ve el camino hacia el dolor y la muerte. No se da cuenta que es una oportunidad de rectificar, de buscar en donde nos perdimos y recuperar el camino, es el momento de perdonar. El rencor es la primera fuente de cáncer, ya que se manifiesta de la misma manera, un rencor pequeño, se extiende y propaga invadiendo nuestra mente, alma y cuerpo.

Cáncer de estómago: Es provocado por pensamientos que se alimentan de la visión triste y amarga de gente que lo lastima. La persona pierde interés, cultiva la angustia, el pesar y la depresión, en vez de ahuyentar estas preocupaciones y tratar de recuperar la calma y la alegría de vivir.

Cáncer de hígado: Aparece en las personas que la vida ha vuelto irritables y amargas, descontentas, celosas, envidiosas y a veces malas.

Cáncer de intestino: Es el resultado de un cerebro perturbado por una sensibilidad afectiva enferma, nerviosa, casi neurasténica, con ideas negras carentes de entusiasmo y llenas de remordimientos. Las preocupaciones le hacen perder el gusto por la buena vida. Este cerebro tendría que abandonar la sensibilería, retomar la vitalidad, su fuerza moral y tratar de evolucionar aceptando los sacrificios.

Cáncer en los pulmones: Lo provocan las preocupaciones y los arrepentimientos en un ser tierno y afable, que se lamenta y se deprime porque no encuentra satisfacción en sus contactos con los otros. La persona tendría que tener relaciones regulares y tranquilas sin mezclar las preocupaciones con la sociabilidad. Tiene que encontrar la alegría de vivir y calmar la energía de sus pensamientos.