Acupresión en el trabajo de parto

Acupresión para el alivio del dolor en el trabajo de parto. El trabajo de parto es un reto único para cada mujer. El momento en el que el parto se hace más inminente se juntan una serie de emociones contradictorias como el miedo, la excitación y la felicidad.

El dolor asociado al parto ha sido descrito como una de las formas más intensas de dolor que se puede experimentar. Es producido por las contracciones uterinas, la dilatación del cuello del útero, la vagina y el suelo pélvico.

La tensión, la ansiedad y el miedo son factores que contribuyen a la percepción de un mayor dolor por las mujeres y pueden también afectar a su trabajo de parto y a la experiencia del nacimiento de su hijo. Y como cada mujer es diferente también el tratamiento a recibir debe ser individualizado.

Las intervenciones cuerpo-mente como por ejemplo el yoga, la hipnosis, las terapias de relajación, la homeopatía o la medicina tradicional china, la reflexología o el masaje, son prácticas complementarias que pueden ayudar a la mujer al alivio del dolor durante el trabajo de parto.

La acupuntura y la acupresion, tienen una larga historia de uso en Asia, incluyendo China, Corea y Japón. Mantienen un equilibrio de energía en el cuerpo.

Aplicando la acupresión, el terapeuta utiliza las manos y los dedos para canalizar la energía en los mismos puntos en los que se aplica la acupuntura. En ocasiones sólo es necesario tocar algunos puntos para aliviar el dolor o provocar un sentimiento de relajación. Otras veces se utilizarán combinaciones de puntos para lograr un mayor efecto.También el automasaje aplicado por la misma mujer o por su pareja en el momento del parto puede ser efectivo.